El momento de las Ideas

En estos momentos de crisis económica donde es difícil vislumbrar el futuro, por la miopía que producen los problemas del día a día, que hacen necesario dar soluciones inmediatas a situaciones acuciantes, tanto personales, como sistémicas; se hace, más que nunca, necesario tener la cabeza fría para construir un proyecto viable y sostenible que garantice un futuro sin más sobresaltos.

Aunque los causantes tanto intelectuales como fácticos de esta situación, lejos de hacer propósito de enmienda, van sacando pecho por ahí. Por un lado los ultraliberales, neocons,…etc y por otro lado los ejecutivos financieros, siguen huyendo de la regulación del mercado y no reconocen en absoluto el desastre que ha supuesto esta forma de hacer.


Tampoco se han tomado las medidas de control conjuntas por parte de los estados, sino que parece que indolentemente (por decirlo de una forma fina), que los responsables del G-20 se están olvidando de asumir esta responsabilidad, a medida que la crisis es menos dura. Los bancos y entidades financieras, siguen ofreciendo los mismos productos que ofrecían antes de la crisis, sin ninguna base en la economía real y tan opacos como siempre. Esto significa que estamos incubando la próxima crisis económica.

Si queremos que esto no vuelva a suceder y realmente deseamos construir un horizonte económicamente más despejado, lejos de incertidumbres. Se hace necesaria una mayor regulación de los mercados, más transparencia y que los beneficios sean razonables, lejos de la especulación. Ya va siendo hora de que la gente gane dinero por su trabajo y no sólo especulando.

Ahora ha llegado el momento de las ideas, de construir un nuevo horizonte económico. Ahora, tenemos esta oportunidad de tener un nuevo punto de partida, basado en nuevos conceptos, nuevas ideas, para construir una sociedad más equilibrada, más solidaria, económicamente más sostenible, no depredadora del medio ambiente y de los demás, con una mayor calidad de vida.

Podemos repensar y replantearnos nuevos proyectos ilusionantes y poner una primera semilla que los ponga en marcha, pues su propia dinámica, si tienen bases sólidas, los convertirá en motores de desarrollo económico.

6274b459d1bd1c69ddf25723de865a3b

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: