Rumores y mentiras.

El rumor es una versión sobre temas que interesan a la gente, que no tiene un origen identificado o claro y su autenticidad es dudosa. Se refuerza cuando no existe información genuina, completa y veraz. Corren de prisa y se refuerzan sobre todo en tiempos de crisis, aburrimiento o cuando no hay canales de comunicación abiertos. Se desarrollan sobre todo cuando hay miedo, odio o esperanza.

Su objetivo es sembrar el odio, la confusión o el terror, como técnica de acción psicológica. Se ha modernizado desde su origen en el cara a cara a otros medios más modernos de propagación tecnológicos.  La veracidad el rumor no depende para el receptor de su contenido, sino de la necesidad que él tiene de oír algo cuyo tema se adecue a la expectativa que cubre su necesidad.

Tiene una serie de características, que requieren unas técnicas especiales, sin las cuales no se consigue el efecto deseado, por los que debe cumplir una serie de condiciones:

  1. La sustitución de la información, especialmente es más efectiva cuando hay ansiedad, necesidad de satisfacción que hacen que se acojan con más avidez, especialmente  cuando no hay más vacío de información.
  2. La heterogeneidad formal, pues al propagarse se deforma, se dan distintas interpretaciones, añadidos, resúmenes y nuevas versiones que dificultan su control del original.
  3. La imputabilidad del contenido, que afecta a que sea más creíble en función de la confianza que genera la persona que lo propaga, así es propagado con más seguridad, incluso agregándole nuevos conceptos que le dan más fuerza, velocidad, pervivencia y eficacia.
  4. La transmisión personal, que es esencial, estimulante y motivador sobre su certeza.
  5. La ambigüedad y origen: INTENSIDAD = AMBIGÜEDAD x INTERÉS, es decir que cuando mayor es el interés del tema y menos información haya disponible y poco verificable, entonces mayor intensidad, sino ocurriría todo lo contrario.

Las causas del rumor, son sobre todo necesidades insatisfechas, que generan ansiedades y motivaciones que afectan a los intereses, a partir de las cuales surgen los rumores. Las motivaciones pueden ser: intencionadas (aprovechar la tensión y el vacío informativo, el efecto puede ser masivo o selectivo), o espontaneas (producto de situaciones interesantes o  ambiguas y de curiosidad, también entran en este capítulo las modificaciones de los rumores llamándose en este caso efecto derivado). Las necesidades pueden ser desde acciones a gran escala altamente explotables, buscar un alto desgaste psicológico, presiones sobre terceros, obtener ventaja personal,..

Las fuentes pueden ser desde individuos aislados, grupos de personas, medios de comunicación, organizaciones,.. etc, en algunos casos con un interés particular intencionado (planificado una campaña, buscando un objetivo psicológico, producido, dirigido, con seguimiento y contrarrestando a los contrarios ) y en otros de forma mecánica o inconsciente (cuando se da una versión propia de la realidad en situaciones de tensión y deficiente información).

La propagación requiere condiciones como: que el tema sea de interés, deficiente información, incertidumbre, sociedad homogénea, tensión social general y una determinada densidad de población mínima. La combinación de ellos permitirá una propagación más o menos rápida. Los aceleradores más importantes se consiguen introduciendo pautas que satisfagan las expectativas de estados de angustia, dan importancia al propagador o excusan posiciones personales difíciles o responsabilidades,… los resultados que el rumor produce en los públicos, individual y colectivamente, están relacionados con la creación, modificación o reafirmación de estados de ánimo, a fin de obtener un campo propicio para la orientación y dirección de sus actitudes respecto a un problema.

Los argumentos de los rumores pueden ser diferentes y cada uno de ellos admite un contenido específico y tienen como fin provocar temor (anticipación de sucesos), odio (crear antagonismos, polarización social) o esperanza (posibilidad de satisfacer deseos y aspiraciones), elevan y descienden la tensión de los públicos con gran violencia y en corto tiempo, logrando amedrentarlos y fracturando su estructura psicológica.

La defensa contra el rumor requiere eliminar las causas básicas que lo han producido, con información útil, elevar la moral de los grupos para eliminar las tensiones, tomar medidas para disminuir los odios, prejuicios y temores, así como desacreditarlo desde el principio. Neutralizar un rumor es una labor muy delicada y por ello debe tenerse en cuenta que:

  1. Nunca una tonalidad afectiva deberá ser refutada con un argumento racional.
  2. La negación directa del rumor, aunque a veces es necesaria, implica muchos peligros y no es conveniente hacerla. A menos que el rumor y su degeneración sean cuidadosamente presentados, la publicidad del rumor puede ser más peligrosa que el silencio.
  3. Deben refutarse solamente aquellos rumores que permitan hacerlo de un modo absoluto y concluyente, evitando las refutaciones parciales que sólo consiguen confirmar y dar credibilidad a aquellos puntos no refutados.
  4. La actitud de refutación debe ser clara y simple, concreta y segura, y deberá carecer de todo aire explicativo porque ello da al rumor un tono de verdad.
  5. La refutación del rumor, ya sea impresa o verbal, debe guardar el mismo estilo que el rumor. Normalmente éstos serán cortos, agudos, dramáticos e inquietantes; la contestación debe oponérsele en la misma forma.
  6. Referida a la tonalidad del rumor, cuando éstos incidan sobre el campo afectivo, instintivo, o volitivo, la refutación deberá guardar el mismo sentido;
  7. Rumores dobles, conteniendo a un tiempo una falsa interpretación y un falso hecho se refutan mejor, dividiendo el rumor en sus  distintas partes y denegando cada una individualmente.
  8. La lucha aislada contra el rumor es prácticamente imposible y debe recurrirse a una campaña programada y ejecutada por personal técnico.
  9. La información oficial, actualizada y veraz, constituye una de las mejores armas contra el rumor, en especial cuando no se lo ataca masivamente.

6274b459d1bd1c69ddf25723de865a3b

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: