La sinrazón de los mercados y la pasividad de los estados

Día tras día los ataques de los mercados están resultando más virulentos y atrevidos contra los países de la zona euro. Empezaron atacando a Grecia, Irlanda y Portugal. Pareciese que al principio tenían cierto miedo a atacar a los países más fuertes, pero al igual que actúa una jauría de lobos cerrando el círculo poco a poco hasta que finalmente te muerden y te devoran. Empezaron con los anteriores países periféricos, ahora continúan con Italia, España, Francia y Bélgica atacando sus deudas soberanas, en un afán insaciable de aprovechar las debilidades para ganar todo el dinero que les sea posible, a costa de empobrecerlos y como consecuencia atacar directamente a los derechos sociales logrados durante muchos años de esfuerzo.

Todo esto se produce ante la pasividad de los gobiernos occidentales que están revelando  cada día su incapacidad de parar esta espiral especulativa y este sistema perverso, donde unos pocos se enriquecen a costa del resto. Esta actitud de los gobiernos occidentales roza el delito, se están plegando al gran capital y manifestando su incapacidad de enfrentarse decididamente a estos poderes fácticos especulativos con nombres y apellidos.

Los mercados están obligando a los estados a tomar medidas en solitario por la falta de acuerdo entre los gobiernos, tapando agujeros conforme se están produciendo, esto es vergonzoso. En lugar de  esto deberían atacar decididamente las causas de todo este desastre con una regulación de los mercados y de los movimientos financieros que priorice en primer lugar el bienestar de la ciudadanía antes que los beneficios de unos pocos y no al contrario, como está ocurriendo ahora.

El espectáculo cada día empieza a ser más impúdico y bochornoso por la incapacidad de los gobiernos de ponerse de acuerdo para acabar con todo esto, en vez de apostar al “sálvese quien pueda” que lo único que hace es aplazar el ataque sobre ellos mismos. A todo esto hay que sumarle la irresponsabilidad de partidos políticos que lo único que están viendo en todo esto es una oportunidad para llegar al poder sin importarles el problema real. También ocurre igual con algunos medios que alimentan toda esta vorágine, en muchos casos con intereses inconfesables tanto políticos como económicos y otros que frívolamente no han entendido la gravedad de la situación uniéndose a la ceremonia de la confusión.

Mientras no exista una acción contundente y decidida de los países occidentales para acabar con toda esta locura especulativa de los mercados, castigando conductas de riesgo, poniendo límites y sobre todo aumentando la democracia y escuchando el clamor de la ciudadanía, la situación continuará agravándose y deteriorándose……….


6274b459d1bd1c69ddf25723de865a3b

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: