El autoengaño, el populismo y el fanatismo también se consolidan fisiológicamente. La disonancia cognitiva.

Los discursos populistas interiorizan estrategias de manipulación y persuasión, que se basan sobre todo en recurrir a las emociones y huir de la lógica. Las emociones nos impulsan a actuar sin pensar. No es casualidad, tiene una base científica y biológica, la zona del cerebro de las emociones es la más primitiva y desarrollada. Mientras que la zona de la lógica, al ser más nueva, menos desarrollada tiene una actuación secuencial posterior. Eso propicia que en la inmediatez seamos seres  emocionales en mayor parte. Cuando se repite muchas veces una mentira, acaba siendo realidad en la mente de quienes la escuchan acríticamente. Esto es así porque las células neuronales repiten el mismo patrón una y otra vez, hasta que acaban convirtiéndose en enlaces neuronales permanentes, conocidas como redes neuronales. Esta conexiones ya no son fáciles de eliminar, porque pasan a ser parte de la identidad del individuo. Así nacen las convicciones y el sectarismo, si se tiene la habilidad de dar con los mensajes clave que se trasladan. El fanático en verdad cree lo que dice, por más pruebas que le des en contra.

El sistema límbico es un sistema formado por varias estructuras cerebrales que regulan las respuestas fisiológicas frente a determinados estímulos. Es decir, en él se encuentran los instintos humanos. Sigue leyendo

La maldad humana: ¿los malvados saben que lo son?

El tema del mal o la existencia de maldad es muy antiguo y a lo largo de la historia ha tenido múltiples explicaciones o interpretaciones, tanto desde el punto de vista religioso, filosófico, neurocientífico,… etc. Una cosa está clara, el mal existe y se pone en evidencia cada día en acciones concretas. Y otra cosa es evidente, los que perpetran esas acciones no se consideran desde su punto de vista como personas malvadas, incluso en algunos casos se consideran víctimas, y justifican sus acciones en base a distintas excusas. Como decía Baudelaire “jamás es excusable ser malvado, pero hay cierto mérito en saber que uno lo es”.

4765_967_544.

Sigue leyendo

Aprendizaje profundo – Deep Learning

El aprendizaje profundo es la unión de algoritmos de aprendizaje automático para enseñar a las máquinas cuestiones abstractas más avanzadas, tales como reconocer caras, conducir vehículos, detección de fraude en el uso de tarjetas de crédito, análisis del mercado de valores, clasificación de secuencias de ADN, hacer diagnósticos médicos, traducir textos o «entender» el lenguaje hablado, aprender de la experiencia. Las redes neuronales son básicamente una imitación en software del funcionamiento de las neuronas: sus interconexiones y con ciertos estímulos de entrada producir salidas o resultados. El aprendizaje automático consiste en dotar a los ordenadores de inteligencia artificial permitiéndoles aprender.

1280px-blue_mountain_supercomputer Sigue leyendo

Número de personas con las que podemos relacionarnos sin colapsar: el número de Dunbar.

La raza humana ha crecido y se ha multiplicado en la faz de la tierra, y a diferencia de otras especies tiene una capacidad del neocórtex más avanzada que el resto de primates. Pero antes de dar el número veamos algunos ejemplos que nos pueden hacer comprender éste. Porque aunque parezca que nuestra capacidad es enorme, a la hora de la verdad y a efectos prácticos veremos que no es así. La tesis de Dunbar es la existencia de una limitación fisiológica para el número máximo de relaciones que podemos mantener.

cerebro Sigue leyendo

A %d blogueros les gusta esto: