Paradoja de Fermi (II): No detectar otras civilizaciones no significa que no existan.

Recordemos post anteriores donde vimos la teoría de civilizaciones posibles que podrían existir en el universo. En el post anterior vimos la alta probabilidad de existencia de planetas tipo tierra donde pudiese desarrollarse la vida, incluso millones de años antes que la nuestra. Según las hipótesis que manejan los científicos que trabajan en este tema, si estas civilizaciones no se han destruido, y pueden tener hasta millones  de años antes que nosotros, deberían haber desarrollado unas tecnologías capaces de poseer señales detectables de su existencia. Con lo cual llegamos a la Paradoja de Fermi: ¿entonces donde están que no los vemos?

Para esta pregunta se han dado dos respuestas:

A.- No existen civilizaciones Tipo II y Tipo III, es por eso que no las detectamos y la explicación que dan es la Teoría del Gran Filtro; como vimos en el anterior post.

B.- Si existen, pero por distintas causas no las hemos detectado; que es el objeto de esta segunda parte.

Existe una organización que tiene las siglas de SETI (Search for Extraterrestial Intelligence, o búsqueda de inteligencia extraterrestre) es una organización que se dedica a la búsqueda de señales de vida inteligente. Según la teoría hay 100.000 civilizaciones inteligentes sólo en nuestra galaxia y si unas pocas de ellas está enviando ondas de radio, rayos láser u otro tipo detectable, entonces la colección de satélites del SETI debería ya haber captando estas señales. Sin embargo hasta ahora sólo ha habido silencio.

Si se elimina la teoría de que somos excepcionales o los primeros, y pensamos en el principio de mediocridad (nuestra galaxia, sistema solar, planeta o nivel de inteligencia no tienen nada de inusual ni de excepcional hasta que se demuestre lo contrario). Y razonamos que la falta de pruebas de existencia de seres de inteligencia superior no es una prueba de su no existencia. No olvidemos que nuestra búsqueda de señales se extiende sólo a unos 100 años luz de la tierra (0,1% de la galaxia).

Veamos cuales pueden ser las posibles explicaciones, suponiendo que existen civilizaciones de tipo II y III ahí fuera, para no detectarlas. Veamos 10 explicaciones posibles para responder a esta hipótesis:

1.-Que ya haya visitado la Tierra, pero no existíamos nosotros como tal.

Los humanos inteligentes como tal sólo llevamos 50.000 años, lo que representa nada. Si vinieron a visitarnos como mucho habría animales más o menos evolucionados. Si fuese en la época donde existían humanos prehistóricos no quedó constancia de este hecho, la historia escrita solo se remonta 5.500 años.

2.- La Vía Láctea ya ha sido colonizada, pero vivimos en una zona remota y desierta de la galaxia.

Al igual que cuando colonizamos América hace siglos y hay tribus en el Amazonas desconocidas hasta casi el día de hoy que no nos conocen. Los asentamientos interestelares de las especies superiores, tendrían sus sistemas solares cercanos colonizados y comunicados entre sí, pero no es práctico ni tiene sentido venir aquí a una parte remota de la espiral en la que vivimos.

3.- El concepto de colonización resulta un atrasado a las especies más avanzadas.

Con toda su energía, podrían haber creado el medio ambiente perfecto para sí mismos que satisface todas sus necesidades. Podrían tener formas avanzadas de reducir su necesidad de recursos y ningún interés por dejar su feliz utopía para explorar el frío, vacío y subdesarrollado universo.

4.- Hay una civilización depredadora, y las demás son lo suficientemente inteligentes como para no decir dónde están.
Esta es una explicación incómoda, explicaría por qué el SETI no recibe ningún tipo de transmisiones y significa que somos los estúpidos que están poniéndose en riesgo al transmitir al espacio. Como dijo Stephen Hawking: “Si nos visitan los aliens, el resultado sería como cuando Colón llegó a América”. Incluso Carl Sagan, que creía que toda civilización lo suficientemente inteligente como para ser capaz de realizar viajes interestelares sería pacífica, desaconsejaba transmitir nuestra posición considerándolo “Inmaduro e ignorante” y que “el chico nuevo en el barrio debería atenerse a escuchar y aprender antes de hacer comentarios sobre algo que no entiende”.

Una civilización aún más avanzada podría considerar el mundo físico como un lugar primitivo, habiendo conquistado su propia biología y cargado sus cerebros en una vida inmortal en otra realidad. La vida en el mundo físico de la biología, mortalidad para ellos sería propio de especies primitivas.

5.- Hay una civilización asesina que elimina a las demás cuando alcanzan cierto grado de conocimiento.

Esta sería una muy mala noticia. Podría ser así: exterminar a todas las inteligencias emergentes es ineficiente de recursos, seguramente porque la mayoría se extinguen solas. Pero pasado un cierto punto, una especie inteligente emergente se vuelve como un virus una vez empieza a crecer y expandirse. El primero de la galaxia en alcanzar la inteligencia ganó, y ahora nadie más tiene posibilidad. Esto explicaría la falta de actividad ahí fuera porque el número de civilizaciones super inteligentes sería solo una.

6.- Hay un montón de actividad y ruido ahí fuera, pero nuestra tecnología es demasiado primitiva y/o estamos prestando atención a señales equivocadas.

Como si estuviésemos escuchando con un telégrafo comunicaciones con un móvil, y cuando no escuchamos nada, dijéramos que el espacio está vacío. Como dijo Carl Sagan, podría ser que nuestras mentes funcionan exponencialmente más rápido o más despacio que otra forma de inteligencia exterior, por ejemplo, ellos tardaran 12 años en decir “Hola”, y cuando oímos esa comunicación, nos suena a ruido, o al contrario, que nosotros fuésemos los lentos.

w

7.- Estamos contactando con otra vida inteligente, pero el gobierno lo oculta.

Entramos en la teoría de conspiración y la paranoia, parece una teoría estúpida, pero se habla mucho de ella.

e

8.- Las civilizaciones superiores son conscientes de nuestra existencia y nos están observando (conocida como “la hipótesis del zoológico”).

Nuestra Tierra la tratan como parte de un enorme parque natural protegido, con una política estricta de “se mira, pero no se toca” para planetas como el nuestro. Somos observarnos sin que nosotros nos darnos cuenta. A lo mejor hay una regla parecida a la “Primera Directiva” de Star Trek, que prohíbe a los seres super inteligentes establecer ningún contacto abierto hasta que la especie inferior haya alcanzado cierto nivel de inteligencia. “El derecho de cada ser vivo de vivir en concordancia con su normal evolución cultural, ningún personal de la Flota Estelar interferirá en el sano y normal desarrollo de la vida y cultura alienígena.”

9.- Las civilizaciones superiores están aquí, a nuestro alrededor. Pero somos demasiado primitivos como para percibirlas.

“Si hay civilizaciones de Tipo III, ¿por qué ninguna intenta contactarnos?”: Cuando un colonizador pone el pie sobre una isla y ve un hormiguero, ¿intenta comunicarse con las hormigas? ¿Se vuelve hostil y lo destruye? ¿O le resulta completamente irrelevante a sus fines? Puede que esa sea nuestra situación, nosotros somos las hormigas irrelevantes.

10.- Estamos completamente equivocados con respecto a nuestra realidad. 

El universo podría parecer de una forma y ser cualquier otra cosa diferente, como un holograma. Buscamos formas de vida formada solamente en condiciones similares a la nuestra y estos aliens podrían tener una composición química insospechada, y estarían más allá de nuestro patrón de búsqueda. O nosotros somos los alienígenas y nos han plantado aquí como un experimento o como una forma de fertilizante. Incluso existe la posibilidad de que todos formemos parte de una simulación por ordenador. Digamos que esta última opción es el fondo de saco del resto de teorías.

En definitiva tanto si estamos solos, como si hay alguien ahí afuera son dos hechos inquietantes y aterradores. En cualquier caso estamos todos juntos en este mismo barco que llamamos Tierra, y mirar esto con perspectiva debería hacernos más humildes y más curiosos; porque seguro que no somos tan listos como pensamos y puede que seamos tan sólo un eslabón de una larga cadena evolutiva, con un destino incierto.

Referencias
http://www.seti.org/drakeequation
http://mason.gmu.edu/~rhanson/greatfilter.html
http://www.nickbostrom.com/extraterrestrial.pdf
http://waitbutwhy.com/2014/05/fermi-paradox.html
http://www.nickbostrom.com/extraterrestrial.pdf

6274b459d1bd1c69ddf25723de865a3b

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: