¿Existen los “tontos útiles”?.

“Tonto útil” es una expresión utilizada sobre todo en política, que no se refiere a lo que entendemos por inteligencia ordinaria. Un “tonto útil” es una persona de la cual se aprovechan, porque no sabe ver los motivos ocultos de sus acciones, de forma que apoya involuntariamente una causa (usualmente política) contraria incluso a sí mismo o a sus propios intereses. Una causa, que si estuviese bien informado no apoyaría. Si analizase más a fondo hechos subyacentes, se daría cuenta de que podría ser de las primeras víctimas si triunfa lo que apoya. Si fuese consciente, se consideraría un cómplice, un activista o un infiltrado, pero no es su caso. La expresión “tonto útil” se usa incluso (como insulto y a veces sin fundamento) para calificar a los contrarios por no favorecer los intereses de una determinada opción. La expresión tontos útiles y/o compañeros de viaje, se le atribuye a distintos autores, según distintas fuentes.

Los tontos útiles piensan que están defendiendo una causa o intereses legítimos. De esta manera puede suceder que grupos organizados defendiendo sus propios objetivos se conviertan en “tontos útiles” de otros, sin siquiera saberlo, en la medida que concurran en parte con sus objetivos. El concepto describe pues, a alguien que es manipulado por un movimiento político, un grupo terrorista, un gobierno hostil u otro tipo de organización. Sigue leyendo

Comportamientos tóxicos en las redes sociales.

Las redes sociales (facebook, twitter, youtube, whatsapp, instagram,…) tienen, sin duda, un enorme potencial pues permiten el intercambio de información en tiempo real; compartir imágenes, videos, discusiones e ideas en distintos foros, con libertad y sin filtro ninguno. Estos comportamientos normales desde el respeto mutuo de confrontación de ideas y opiniones, entran dentro de la dinámica normal en la que se desenvuelven. Sin embargo el hecho de que existan nuevos medios de comunicación sociales y globales, que da unas ventajas y una autonomía hasta ahora no conocidas; no nos libra de sus efectos perversos y negativos. ¿Quien no pertenece a algún grupo de Facebook que es monopolizado por unos pocos, que lo saturan repetitivamente imponiendo sus posiciones y enterrando a los discrepantes en volúmenes ingentes de entradas?. ¿Quien no ha escrito su opinión en su muro o perfil de twitter sobre algún tema controvertido, siendo a continuación atacado e insultado por un grupo de personas (casualmente las mismas de la vez pasada)?. ¿Quien no ha hablado de cualquier tema y casualmente (los mismos) tratan de crear una discusión para hablar del tema que les interesa, aunque no tenga nada que ver con el origen de ese tema?.

face Sigue leyendo

A %d blogueros les gusta esto: