El futuro no está escrito, debemos reescribirlo desde la socialdemocracia.

Quienes nos han votado históricamente saben que las ideas socialdemócratas son y siempre serán válidas, estoy convencido de que si hacemos lo que se nos está demandando volverán a creer a nosotros. No es un problema de ideología, es un problema de personas, de equipos y estos deben regenerarse e impulsar políticas basadas en nuestras señas de identidad.

7 copia Sigue leyendo

A %d blogueros les gusta esto: