Se consolida la era de la postverdad.

Podemos poner una foto manipulada, una afirmación o un documento falso en las redes sociales, para que sea difundido millones de veces y para que esta invención se convierta en noticia e incluso sea un hecho, y que ya no se sepa en qué creer. Umberto Eco decía de las redes sociales que eran el único lugar donde tenía la misma relevancia la opinión de un Premio Nobel que la de un alcohólico del bar de la esquina, siendo una fuerza corrosiva antisistema que podría destruir la confianza en la opinión de expertos e instituciones. El diccionario Oxford ha proclamado que “postverdad” (Post-truth) es la palabra internacional del año. El concepto de “post-truth politics” lo popularizó la revista The Economist en el artículo Art of the lie, aunque el concepto es más antiguo.

El triunfo de Donald Trump o el “Sí” al Brexit y otros fenómenos populistas internacionales  han provocado su “gran impacto en la conciencia nacional e internacional”. La postverdad se produce cuando en determinadas circunstancias, los hechos son menos influyentes sobre la opinión pública que las emociones o las creencias personales. “Trump es el máximo exponente de la política ‘post-verdad’, (…) una confianza en afirmaciones que se ‘sienten verdad’ pero no se apoyan en la realidad”, escribió la revista The Economist.

15109862 Sigue leyendo

Evolución de la población humana, equilibrio o extinción, aplicación logística, diagrama de Feigenbaum.

En los últimos 65 años la población mundial ha pasado de 2.500 millones a 7.370 millones de habitantes. Esto significa que cada 5 años la población terrestre humana se ha incrementado un 9%. Inmediatamente nos surgen  preguntas: ¿cúal es la capacidad de soporte vital de este pedruzco que llamamos Tierra? ¿somos una plaga que exterminará el planeta o encontraremos el equilibrio?.

estatua-de-la-libertad

Sigue leyendo

Brexit: Terremoto en Europa.

Cameron dimite, después de suicidarse políticamente y pegarle un tiro en el pie al parlamento y al partido conservador, arrastrado por el ‪#‎Brexit‬ como resultado de la convocatoria del referendum y pasando a la historia como responsable de esta decisión, sin explicarle a su pueblo TODAS las consecuencias de esa decisión. El 51,9% ha votado salir de la Unión, frente a un 48% (72% de participación). El índice británico ha caido esta mañana en picado. Hace sólo 13 meses, David Cameron ganó con autoridad y contra pronóstico la carrera por la reelección, prometiendo un referendum de “independencia” como hipoteca. Con un partido dividido ante la línea dura de Thatcher y admiradores, para frenar el ascenso del UKIP.

daily-mirror

Sigue leyendo

Europa necesita esperanza.

Cuando alguien está gravemente enfermo hay dos opciones: que acudan quienes realmente tienen la cura o que aparezcan los buitres para devorar su cadáver. Algo parecido está sucediendo con Europa, con los populismos, fascismos y nacionalismos, que surgen por doquier avanzando electoralmente, que con este diagnóstico tan grave que compartimos pretenden recetarle aspirinas y tiritas.

1 Sigue leyendo

Necesitamos una nueva economía para un mejor futuro (II).

Como terminamos diciendo en el anterior post es transcendental distinguir lo urgente de lo importante. En este cometido deben poner todo su empeño todas las administraciones desde las municipales, autonómicas, el gobierno central y la UE.

Members of the Mortgage Victims' Platform shout slogans during a protest outside a Banesto Bank branch in Valencia

Sigue leyendo

Necesitamos una nueva economía para un mejor futuro (I).

Es importante tener un diagnóstico de los principales problemas que aquejan a nuestra economía, sin autoengañarnos, sin paños calientes. Sólo a partir de reconocerlos se puede tener un punto de partida para buscar soluciones sostenibles en el tiempo. Lo más sustancial es distinguir lo urgente y de lo importante en las medidas económicas y priorizarlas como tales, actuando en consecuencia.

1 Sigue leyendo

El futuro no está escrito, debemos reescribirlo desde la socialdemocracia.

Quienes nos han votado históricamente saben que las ideas socialdemócratas son y siempre serán válidas, estoy convencido de que si hacemos lo que se nos está demandando volverán a creer a nosotros. No es un problema de ideología, es un problema de personas, de equipos y estos deben regenerarse e impulsar políticas basadas en nuestras señas de identidad.

7 copia Sigue leyendo

A %d blogueros les gusta esto: