Robotización: la automatización del empleo.

La automatización quiere decir que los trabajos que antes hacíamos, ahora lo harán máquinas. Se estima que en dos décadas las máquinas harán la mayoría de trabajos mejor que tú. Antiguamente la automatización consistía en máquinas grandes y tontas haciendo trabajos repetitivos, sin cansarse. Hoy las máquinas pueden aterrizar aviones, diagnosticar el cáncer, fabricar automóviles o hacer intercambios bursátiles. Estamos entrando en una nueva era de la automatización. Las máquinas son cada vez mejores, no parece haber límites a los problemas que puede resolver la inteligencia artificial. De acuerdo a un estudio de 2013, casi la mitad de todos los empleos en EE.UU pueden potencialmente ser automatizados en los próximos veinte años. Pero para quienes piensan que este proceso de automatización se ha producido durante décadas, sin ninguna novedad, ahora es ya diferente. Tenemos que prepararnos para un futuro donde tendremos que convivir con las máquinas, nos guste o no. Y puede que tengamos que hacerlo mucho antes de lo que pensábamos.

Brazo mecánico

La capacidad de la inteligencia artificial está sobrepasando todos los límites.

La automatización es imparable, muchos trabajadores serán reemplazados por máquinas. La mitad de los trabajos actuales del mercado laboral está listo para ser automatizado (no es obligatorio, pero la tecnología permite hacerlo), y muchos con probabilidad del 100%, sobre todo aquellos repetitivos, peligrosos o aquellos cuyo cometido consiste en procesar información. Con el tiempo se espera que este proceso se acelere exponencialmente debido a los avances tecnológicos futuros.

En muchos lugares del mundo, como Detroit, lo que eran barrios industriales prósperos se encuentran actualmente en estado de deterioro y abandono, con mucha gente pobre desempleada por sus calles. Muchas fábricas del mundo occidental se deslocalizaron, donde había millones de personas trabajando, lo largo y ancho de muchas ciudades. Ahora puede ser mucho más devastador, robots que pueden trabajar horas indefinidas con una gran eficiencia interaccionando entre ellos, en parte para reducir costes, multiplicar la productividad respecto al trabajo manual. Si tienes un trabajo que compite con actividades que pueden ser realizadas por una máquina tu futuro será muy complicado. Aunque es cierto que es una solución de los países más avanzados para competir en productividad, con aquellos otros que la basan en su mano de obra barata.

Robot almacen

Un sistema de automatización de pedidos con 200 robots que son equivalentes a unas 1.000 personas trabajando.

Incluso para entender las máquinas actuales se necesita una formación más avanzada. El miedo que las máquinas sustituyan a los trabajadores existe desde hace 200 años, cuando el telar mecánico sucedió al artesanal. Sin embargo hasta ahora ha sido una falsa alarma, entonces aumentó el empleo debido a que al reducir costes aumentó la demanda de tejidos, que antes no se podían permitir, sólo afectó a los artesanos. Hay quienes piensan que se crearán nuevos trabajos que compensarán los destruidos, y quienes piensan que esta vez será diferente. Muchas cosas que ahora se ven como difícilmente automatizables sorprendentemente lo serán en el futuro: mediante algoritmos y la capacidad de aprender y perfeccionarse con el tiempo de la inteligencia artificial. A este paso para el 2025 un ordenador tendrá la misma capacidad que un cerebro humano, y para 2050 la misma que todos los cerebros del mundo, apenas nos hacemos una idea de lo potentes que serán.

Mientras, nuevas empresas de la era de la información están floreciendo y están creando cada vez menos empleos nuevos. En 1979, General Motors empleó más de 800 mil trabajadores, y obtuvo alrededor de 11 mil millones de dólares. En 2012 Google obtuvo alrededor de 14 mil millones de dólares, mientras empleó 58 mil personas. Puede que no les guste esta comparación, pero Google es un ejemplo de lo que creó nuevos empleos en el pasado: nuevas industrias de innovación. Las viejas industrias de innovación se están quedando sin energía. El sector automovilístico cuando tomó relevancia 100 años atrás, creó industrias enormes. Los automóviles transformaron nuestro estilo de vida, nuestra infraestructura, y nuestras ciudades. Millones de personas encontraron trabajos relacionados directa o indirectamente. Décadas de inversiones mantuvieron esta situación a flote. Hoy, éste proceso está ampliamente completado. La innovación en la industria automotriz no crea tantos empleos como solía hacer. Aunque los vehículos eléctricos son geniales y todo, no van a crear millones de empleos nuevos.

Coche automático

Antes parecía imposible un coche que se conduciése solo en una calle. Hoy la pregunta es cuándo. En los centros de investigación tratan de desarrollar coches que conduzcan tanto o mejor que el mejor conductor humano.

Las cosas en el pasado solían ser simples. Las innovaciones hicieron el trabajo humano más fácil, y la productividad creció. Lo que significa que más cosas o servicios podían ser producidos por hora, usando la misma cantidad de empleados humanos. Esto eliminó muchos trabajos, pero también creó trabajos que eran mejores. Lo que era importante porque la población creciente necesitaba trabajo. Así que, en resumidas cuentas: innovación, una productividad más alta, menos empleos viejos, y muchos nuevos, y a menudo mejores empleos. En general, esto funcionó bien para la mayoría de la gente y la calidad de vida mejoró. Hay una clara progresión en términos de lo que los humanos hacían para vivir. Durante el período más largo, hemos trabajado en la agricultura. Con la revolución industrial, esto cambió a trabajos de producción. Y con la expansión de la automatización los humanos se pasaron a trabajar en servicios. Y hace tan sólo unos momentos en la historia de la humanidad, llegó la era de la información. Algunos expertos en tecnología argumentan que Internet es una innovación similar a la electricidad. De repente, las reglas eran diferentes.

Si seguimos esta comparación, vemos como la innovación moderna difiere de la antigua. Internet creó nuevas industrias, pero estas no están creando suficientes empleos para mantenerse a la par con el crecimieneto poblacional, o para compensar las industrias que Internet está matando. En su cúspide en 2004, Blockbuster tuvo 84 mil empleados, y tuvo 6 mil millones de dólares de ingresos. En 2016, Neflix tuvo 4.500 empleados, y obtuvo 9 mil millones de dólares de ingresos. Ahora un equipo de trabajo de una docena de personas, puede tener un público por internet por millones de personas. Un canal de televisión con la misma audiencia, necesita muchos más empleados. Pero ahora vamos un paso más allá, porque pasamos de Internet, a las máquinas inteligentes.

r228588_909994

Ya no hablamos de Internet, estamos hablando de IA (Inteligencia Artificial) donde una nueva generación de máquinas está tomando el relevo.

Para entender esto, necesitamos entendernos a nosotros mismos primero. El progreso humano está basado en la división del trabajo. Según avanzábamos durante miles de años, nuestros trabajos se tornaron más y más especializados. Mientras que nuestras máquinas más inteligentes son malas haciendo trabajos complicados, son extremadamente buenas haciendo tareas redefinidas y predecibles. Esto es lo que acabó con los trabajos en las fábricas; pero al analizar un trabajo complejo lo suficiente, nos damos cuenta que sólo es un conjunto de tareas estrechamente definidas y predecibles, una tras otra. Las máquinas están a punto de volverse tan buenas en descomponer tareas complejas a tareas predecibles, que para muchas personas no habrá ningún espacio para especializarse. estamos al borde de perder la competencia.

Las máquinas digitales pueden lograr esto a través del aprendizaje automático, que les permite adquirir información y habilidades analizando datos. Esto las hace mejorar en una tarea a través de las relaciones que descubren. Las máquinas aprenden de sí mismas. Nosotros hacemos esto posible al proveer a la computadora muchos datos sobre la tarea en la que queremos que mejore. Muéstrale a la máquina todas las cosas que compraste en línea, y lentamente aprenderá qué cosas recomendarte, para que compres más cosas.

action air air shooting aircraft

Nuestros empleos están siendo tomados por máquinas mucho más rápido que en el pasado. Esto es preocupante. Photo by Oleksandr Pidvalnyi on Pexels.com

El aprendizaje automático está ahora alcanzando mayor potencial porque en los años recientes, los humanos empezaron a recolectar datos acerca de todo. Comportamiento, patrones del clima, registros médicos, sistemas de comunicación, datos de viajes y por supuesto, datos sobre lo que hacemos en el trabajo.  Lo que hemos creado por accidente es una enorme librería que las máquinas pueden usar para aprender  cómo los humanos hacen sus tareas y aprender a hacerlas mejor. Estas máquinas digitales podrían ser la mayor fuente de desempleo, con trabajos pueden ser replicados instantaneamente y sin costo. Cuando mejoran no tienes que invertir en grandes cosas metálicas sólo necesitas utilizar el nuevo código. Y tienen la habilidad de mejorar rápido.

Si tu trabajo no involucra tareas complejas en una computadora, podrías quedarte sin trabajo incluso antes que las personas que aún tienen empleo en las fábricas. Existen ejemplos en el mundo real de como esta sucediendo esta transición. Una compañía de San Francisco ofrece un software de gestión de proyectos para grandes corporaciones que supone eliminar posiciones (empleos de toda una planta) de gestión intermedias. Cuando se la contrata para un nuevo proyecto, el software primero decide qué trabajos pueden ser automatizados y precisamente donde necesita humanos profesionales. Después ayuda a ensamblar un equipo de trabajadores independientes por Internet. El software entonces distribuye tareas a los humanos, y controla la calidad del trabajo, rastreando el rendimiento individual hasta que el proyecto sea completado. Muy bien, esto no suena tan malo…..

close up code coding computer

Existen máquinas y programas desenvolviéndose igualmente o mejor que humanos en todo tipo de campos. Photo by Lorenzo Cafaro on Pexels.com

Mientras las máquinas están matando un trabajo, genera empleo para trabajadores independientes ¿no?. Bueno… mientras los trabajadores completan su tarea, algoritmos de aprendizaje rastrean y reunen datos sobre su trabajo y las tareas que la forman. Entonces lo que realmente está sucediendo, es que los trabajadores están enseñando a una máquina cómo reemplazarlos. En promedio este software reduce costes cerca del 50% el primer año, y cerca de otro 25% en el segundo año. Esto es sólo un ejemplo de muchos. Desde farmacéuticos a analistas, de periodistas a radiólogos, cajeros de supermercados y bancos, o los trabajos de voltear hamburguesas. Todos estos trabajos no desaparecerán enseguida, pero cada vez menos humanos los estarán realizando.

Pero mientras la pérdida de trabajo es mala, es sólo la mitad de la historia. No es suficiente con reemplazar viejos trabajos por nuevos. Necesitamos generar aún más nuevos trabajos constantemente, porque la población mundial está creciendo. En el pasado resolvíamos esto a través de la innovación. Pero desde 1973 la generación de nuevos trabajos en EEUU comenzó a encogerse. Y la primera década del siglo XXI, fue la primera, donde la cantidad total de empleos en EE.UU no creció por primera vez. Esto está sucediendo en un país que necesita crear hasta 150.000 nuevos empleos por mes, sólo para ir al paso con el crecimiento de su población, estas son malas noticias. Esto también comenzó a afectar a la calidad de vida.

 

marketing woman office working

No se nos da tan bien crear puestos de trabajo como destruirlos. Los trabajos del futuro residirán por un lado en la ciencia, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas, por otro lado las humanidades, educación y creatividad, debido a la elasticidad de la demanda. Photo by Negative Space on Pexels.com

No se saben cuales son los empleos que se crearán nuevos, ni a qué ritmo. Hoy ya los salarios y los empleos son más bajos que hace pocas décadas. Este escenario puede disparar la aparición de freelances (hasta un 40% para 2020 en USA), un cambio dramático (dependiendo de la situación personal de cada uno para llegar a final de mes, incluso con dos o tres trabajos en subempleos) fuera del paradigma laboral clásico, porque se ha aceptado socialmente la situación de que cada vez haya menos gente empleada y con peores sueldos, trabajadores pobres, es decir personas con trabajo, pero que no llegan a final de mes. Esto generará protestas en masa y agitación social, porque ¿quien va a comprar los bienes y servicios que genera la economía, si la mitad de la población no tiene trabajo?.

En el pasado, era visto como algo obvio que con la productividad en crecimiento, más y mejores puestos de empleo serían creados. Pero los números cuentan una historia distinta. En 1998, los trabajadores estadounidenses trabajaron un total de 194 mil millones de horas. A lo largo de los siguientes 15 años, el resultado creció un 42%, pero en 2013, la cantidad de horas trabajadas seguía siendo 194 mil millones de horas. Lo que significa, es que a pesar de que la productividad creció drásticamente, miles de nuevos negocios abrieron, y la población de EE.UU aumentó en más de 40 millones, no hubo ningún crecimiento en el número de horas trabajadas en 15 años. Al mismo tiempo, los salarios de nuevos graduados universitarios de EE.UU han estado en declive durante la última década; mientras que el 40% de los nuevos graduados son forzados a tomar trabajos que no requieren un título.

woman wearing black and orange leather jacket

Tenemos la responsabilidad de informar de lo poderosa que se está volviendo la tecnología, hasta el punto de que en un futuro tendremos que replantearnos toda nuestra organización social, respondiendo a preguntas como: ¿seguirá la renta siendo proporcional al trabajo? ¿si ahora pagan impuestos los trabajadores, los pagarán los robots sustitutos?. Photo by Loe Moshkovska on Pexels.com

Estamos en un punto donde hay al menos 20 tecnologías a punto de despegar, desde la nanotecnología a la computación en la nube, que desarrollarán todo su potencial e impacto en todas las industrias y ocupaciones tradicionales que ahora ocupan a millones de personas. Las soluciones a estos desafíos dependen de las concepciones políticas de cada uno y de lo que pensamos de la gente y la motivación de sus acciones. Lo cierto es que aumentará la riqueza global de la sociedad; y estará en nuestra mano decidir cual será su reparto y quien se beneficiará. ¿Queremos una sociedad donde las fábricas se vacían y los empleos desaparecen, y todos los beneficios van a parar al 1% más rico? o ¿queremos vivir en una sociedad donde la abundancia (que es posible gracias a la tecnología) se reparta y todo el mundo trabaje menos, tenga más tiempo libre y viva mejor?. La tecnología en sí misma no es ni buena ni mala, es una herramienta y ahora es más poderosa de lo que ha sido jamás en la historia, depende de nosotros cómo decidimos usarla. La sociedad del futuro será muy diferente de la actual, y será de una forma u otra, dependiendo de las decisiones que tomemos ahora, por eso es tan importante debatir estos temas. Dejar hacer y cruzar los dedos esperando que todo salga bien no es la opción más responsable; porque puede que pase, pero puede que no.

La productividad se está separando de la labor humana. La naturaleza de la innovación en la era de la información es distinta de cualquier cosa antes vista. Este proceso comenzó años atrás y está en una etapa muy avanzada. Incluso sin nuevas irrupciones como coches automáticos, o robot contables. Parece que la automatización es distinta esta vez. Esta vez, las máquinas podrían realmente quitar nuestros empleos.La era de la información y la automatización moderna, podrían ser una gran oportunidad para cambiar la sociedad humana, y reducir la pobreza y desigualdad drásticamente. Podría ser un momento seminal en la historia humana. Porque una cosa es segura, las máquinas no están por llegar, ellas ya están aquí.

round silver and gold coins

Nuestras economías están basadas en la premisa de que las personas consumen, pero cada vez menos personas tienen un trabajo decente, ¿quien hará todo el consumo?. ¿Estamos produciendo cada vez más barato solo para llegar a un punto donde pocas personas pueden comprar realmente todos los bienes y servicios?. ¿Acaso el futuro verá a una pequeña minoría de los muy adinerados que son dueños de las máquinas… dominando el resto de la población?. ¿Tiene nuestro futuro que ser tan negativo?. Las cosas no deben terminar así. Photo by David McBee on Pexels.com

La pregunta sería si ¿es realmente necesario que todo el mundo trabaje tanto?. Hasta ahora se han ido mejorando las condiciones de trabajo y los salarios, reduciendo la jornada laboral. Las vacaciones remuneradas han pasado de 4 días hasta 4-6 semanas en países occidentales. La productividad es la cantidad que producimos en función del número de horas trabajadas; que se ha ido aumentando históricamente desde la producción manual, con las herramientas, la mecanización y ahora con la  automatización (en el siglo pasado se multiplicó la productividad por 20, por ejemplo en los años 80 se dobló pero no repercutió ni en los salarios ni en la jornada laboral). ¿Nos hemos beneficiado de estos avances creando más libertad para la gente?.

Debe abrirse un debate sobre las posibles soluciones a los problemas que creará el fenómeno de la automatización. Una opción sería impedir la automatización de determinadas actividades (automatizar aunque sea posible no debe ser obligatorio), con un determinado calendario de regularización de la tecnología, aunque historicamente nunca ha sido muy viable, porque si un país lo hace se perdería competitividad y los empleos desaparecerían aún más rápido. Otra opción en el extremo opuesto, sería aceptar que no todo el mundo no va a poder conseguir trabajo, que ahora mismo es la principal fuente de ingresos de las personas, habrá que ver en ese caso cómo se les compensa para sobrevivir. Si todo va en esa línea habrá que plantear un sistema de Renta Garantizada, se tenga trabajo o no. Ya hay varios países dispuestos a explorar la opción de ingreso ciudadano o renta básica. Y en ese caso todavía no se sabe qué pasa cuando la gente empieza a cobrar sin condiciones, los incentivos que tendrán entonces para hacer algo frente a quienes sí trabajan (hay quien piensa que la gente va a dejar de trabajar y quien dice que se va a volver más creativa), por ahora todo son opiniones basadas en especulaciones. Parece que tiene en muchos países más apoyo el salario mínimo que la renta básica por ahora. Lo cierto es que podemos producir las mismas cosas con menos mano de obra o menos horas de trabajo.

BIBLIOGRAFÍA:

El ascenso de los Robots. https://amzn.to/2P3TnLN
La segunda Era de las Máquinas. https://amzn.to/2OsijLV
https://www.youtube.com/watch?v=WSKi8HfcxEk
https://www.youtube.com/watch?v=ZWr3dggHE8E&feature=youtu.be

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: