Robotización: la automatización del empleo.

La automatización quiere decir que los trabajos que antes hacíamos, ahora lo harán máquinas. Se estima que en dos décadas las máquinas harán la mayoría de trabajos mejor que tú. Antiguamente la automatización consistía en máquinas grandes y tontas haciendo trabajos repetitivos, sin cansarse. Hoy las máquinas pueden aterrizar aviones, diagnosticar el cáncer, fabricar automóviles o hacer intercambios bursátiles. Estamos entrando en una nueva era de la automatización. Las máquinas son cada vez mejores, no parece haber límites a los problemas que puede resolver la inteligencia artificial. De acuerdo a un estudio de 2013, casi la mitad de todos los empleos en EE.UU pueden potencialmente ser automatizados en los próximos veinte años. Pero para quienes piensan que este proceso de automatización se ha producido durante décadas, sin ninguna novedad, ahora es ya diferente. Tenemos que prepararnos para un futuro donde tendremos que convivir con las máquinas, nos guste o no. Y puede que tengamos que hacerlo mucho antes de lo que pensábamos.

Brazo mecánico

La capacidad de la inteligencia artificial está sobrepasando todos los límites.

La automatización es imparable, muchos trabajadores serán reemplazados por máquinas. La mitad de los trabajos actuales del mercado laboral está listo para ser automatizado (no es obligatorio, pero la tecnología permite hacerlo), y muchos con probabilidad del 100%, sobre todo aquellos repetitivos, peligrosos o aquellos cuyo cometido consiste en procesar información. Con el tiempo se espera que este proceso se acelere exponencialmente debido a los avances tecnológicos futuros.

En muchos lugares del mundo, como Sigue leyendo

Cómo evoluciona la educación pública y su papel social.

A veces pensamos que todo lo bueno que tenemos hoy en día surgió de ideas altruistas, puras y desinteresadas, pero en muchas ocasiones no suele ser así. Es el caso de la educación Occidental pública, obligatoria y gratuita. Esto no es nada raro, por ejemplo muchas tecnologías (esta misma de Internet), que disfrutamos hoy, fueron inicialmente concebidas para proyectos militares u otros fines. 

0

Los humanos como especie transmitimos y ampliamos nuestros conocimientos y experiencias de generación en generación, esto es lo que nos diferencia de ser simples animales; sin nuestra capacidad y esa formación no superaríamos físicamente a muchas otras especies. Todo lo que somos como personas es lo que aprendemos a través de la formación: no nacemos agricultores, médicos, albañiles, ingenieros, abogados, profesores, artistas,… Esos conocimientos nos son dados a través de algún tipo de formación o educación experimental y/o teórica. Pero no sólo es eso lo que se ha transmitido en la educación, sino que pronto se reparó que en ese proceso se transmitían la cultura, la religión, la organización social,… con sus avances y prejuicios, para bien y para mal. De tal manera que quien tuviese la capacidad de moldear la mente, tenía una potente herramienta de control social; además de formativa.

1

En cierto sentido, con mayor o menor acierto, en cada época se recurrió a la instrucción tratando de formar el capital humano que se necesitaba, desde la visión de sus dirigentes y reflejo de la sociedad existente.  

Sigue leyendo

Despoblación: un problema de Estado.

Los pueblos se desangran demográficamente es un hecho incuestionable. La población cada vez está más envejecida, y los jóvenes emigran a donde pueden encontrar mejores oportunidades. Paradógicamente en una misma provincia pueden coexistir la superpoblación con áreas en despoblación. Hay que hacer algo urgentemente, el 40% del territorio nacional está en peligro de despoblación grave. Hoy en día, prácticamente queda en este vasto territorio sólo un 4% de población. Hablamos de la mitad de los municipios (el 61% de los municipios españoles tiene menos de 1.000 habitantes), no siempre fue así. ¿Quien no tiene familiares o antepasados procedentes de un pequeño municipio?. Ya existen actualmente en torno a 3.000 pueblos abandonados, de España (no hablamos de Laponia), una nación que crece en el litoral y envejece en el interior (salvo el entorno de Madrid ciudad). Hoy la despoblación es ya un problema de Estado, porque podemos llegar a ser el territorio más desarticulado de la UE. 

Todo esto sucede paradógicamente en un mundo donde se está multiplicando la población hasta límites insostenibles para el planeta, y peligrosos para el resto de especies. Vemos que, al mismo tiempo se dan procesos de concentración brutales, mientras, se vacían vastas áreas a la búsqueda unos bienes y servicios de los que carecen en su hábitat, y un modo de “vida feliz” que se vende en todos los medios de comunicación; contra una imagen peyorativa del medio rural durante décadas.

Sigue leyendo

Europa necesita esperanza.

Cuando alguien está gravemente enfermo hay dos opciones: que acudan quienes realmente tienen la cura o que aparezcan los buitres para devorar su cadáver. Algo parecido está sucediendo con Europa, con los populismos, fascismos y nacionalismos, que surgen por doquier avanzando electoralmente, que con este diagnóstico tan grave que compartimos pretenden recetarle aspirinas y tiritas.

1 Sigue leyendo

Necesitamos una nueva economía para un mejor futuro (II).

Como terminamos diciendo en el anterior post es transcendental distinguir lo urgente de lo importante. En este cometido deben poner todo su empeño todas las administraciones desde las municipales, autonómicas, el gobierno central y la UE.

Members of the Mortgage Victims' Platform shout slogans during a protest outside a Banesto Bank branch in Valencia

Sigue leyendo

Necesitamos una nueva economía para un mejor futuro (I).

Es importante tener un diagnóstico de los principales problemas que aquejan a nuestra economía, sin autoengañarnos, sin paños calientes. Sólo a partir de reconocerlos se puede tener un punto de partida para buscar soluciones sostenibles en el tiempo. Lo más sustancial es distinguir lo urgente y de lo importante en las medidas económicas y priorizarlas como tales, actuando en consecuencia.

1 Sigue leyendo

El futuro no está escrito, debemos reescribirlo desde la socialdemocracia.

Quienes nos han votado históricamente saben que las ideas socialdemócratas son y siempre serán válidas, estoy convencido de que si hacemos lo que se nos está demandando volverán a creer a nosotros. No es un problema de ideología, es un problema de personas, de equipos y estos deben regenerarse e impulsar políticas basadas en nuestras señas de identidad.

7 copia Sigue leyendo

A %d blogueros les gusta esto: