“Coronabonos”. Lo que está pasando, pasará: aprendamos.

Aunque hay quien se empeña en no ver que esta pandemia no afecta a países, … sino a la humanidad como especie. Esto no va de lo que ha pasado en China, está pasando en USA, Italia, España, Francia,….., es lo que está pasando en nuestro planeta, porque este es el último aviso a los miembros de la condición humana. Una crisis que cuestiona nuestro propio sistema, que no es capaz de preveer, ni solucionar los problemas que genera. Esta pandemia pone en evidencia la importancia de muchas cosas que hasta ahora consideraban secundarias (algunas personas), como es la salud pública, la educación (cantera de), la investigación, el cambio climático,… Nos damos cuenta que esta crisis no la va a solucionar la economía, ni la política, sino que la van a solucionar los científicos: la biotecnología.

La UE por su parte, en la misma linea (salvo alguna novedad), a día de hoy (veremos dentro de dos semanas), está reaccionando exactamente igual que en 2008. Entonces el tesoro norteamericano y Reino Unido tomaron medidas que les ayudaron a salir de la crisis muy rápido. En tanto, una UE paralizada, cicatera y miope, tomó las medidas dictadas por Merkel y sus mariachis, incapaz de actuar unida y solidaria (su principal debilidad). Resultado: el coste ha sido mucho mayor y largo en el tiempo, dilatando la crisis y perjudicando a todos los países sin excepción; y aún más, debilitando a la UE como actor mundial. Y no ha sido mayor el desastre porque apareció San Mario Draghi que, en contra de estos mismos, nos sacó de la crisis, pinchando la especulación con la prima de riesgo. Ya sabemos que a veces el problema no es la deuda, es el interés.

https://elceo.com/wp-content/uploads/2019/01/euro-zona.jpg

Las mismas medidas que se quieren ahora volver a replicar con Alemania a la cabeza (incluida la idea de rescate). Así nos fue con los recortes y austeridad (que no se aplica a sí misma ahora). Se oponen a los eurobonos (coronabonos) que más que nunca tienen sentido, si no es ahora ¿cuando?. Los eurobonos no son gratis, tienen un vencimiento y un interés. Sin eurobonos los 17 estados de la Zona Euro (Francia, Italia, España…) irían a los mercados de capitales y los bancos, fondos, inversores particulares … les prestarían dinero que devolverían en un plazo y con unos intereses (prima) mucho más superiores. Mientras con eurobonos, estaría detrás el respaldo de todos los estados de la Zona Euro. Simplemente son herramientas de financiación triple A, a un interés mucho más barato que el de los mercados internacionales. Hay una solución no ortodoxa: que el BCE compre toda la deuda que emitan los países a un interés asequible. Sigue leyendo

Las “propietarias” del mundo.

Tenía pensado escribir antes este post, pero en estos momentos de pandemia global por el coronavirus, no puedo evitar tener el sesgo de pensar ¿donde están en estos momentos críticos las grandes fortunas?, con todo ese poder exclusivamente al servicio del beneficio privado, ¿en qué están ayudando?, cuando es tan necesario estar al servicio del bien común. Esperaremos las explicaciones y los datos, que no sean un lavado de cara e imagen corporativo (pero salvo honrosas excepciones es para ser pesimista). Hablando de estas grandes fortunas, la mayoría de las personas está en la más absoluta ignorancia de la sola existencia de este poder financiero, teniéndo delante de nuestras narices esa enorme concentración de riqueza y poder. Todo este desconocimiento se produce a pesar de vivir en la “sociedad de la información”. Vamos a hablar de las grandes empresas de gestión de activos.

Para hacernos una idea, y tener referencia de las cifras de las que estamos hablando; el PIB mundial en 2018 fue de 85,9 billones de dólares (Estados Unidos 20,5 billones; China 13,6 billones, Japón 4,9 billones, la Unión Europea 18,7 billones, Mundo Árabe 2,7 billones, América Latina y Caribe 5,8 billones, …), datos del Banco Mundial. Los Estados, los bancos tradicionales e incluso grandes corporaciones, están siendo superadas en poder económico por grandes gestores de activos (con todo lo que ello conlleva), y que aglutinan el poder difuso de sus participantes, que sólo les exigen beneficios. El poder de los directivos de los grandes gestores de activos es inmenso, controlan los mercados, condicionan a los gobiernos, son corporaciones para las cuales trabajan directamente cientos de miles de personas, y aún muchas más de forma indirecta. La concentración de la propiedad financiera implica una nueva concentración del control corporativo, ya que los administradores de activos pasivos tienen la capacidad de ejercer el poder de voto en los consejos de administración (por poderes) de accionistas. En una situación de propiedad dispersa y fragmentada, el poder de voto de un accionista individual es bastante limitado, pero los propietarios de bloques con al menos el 5% de las acciones se consideran altamente influyentes, y los accionistas que poseen más del 10% ya se consideran determinantes para la empresa.

Por otro lado las primeras empresas con mayor valor en bolsa, en 2019 sumaban 10,06 billones de dólares (Aramco petrolera estatal de Arabia Saudí con 1,88 billones, Apple 1,39 billones, Microsoft 1,27 billones, Alphabet la matriz de Google 1,02 billones, Amazon 924.520 millones, Facebook 633.490 millones, Grupo Alibaba 610.130 millones, Berkshire Hathawai holding inversor de Warren Buffett 562.390 millones, Tencent Holdings tecnológica china 492.900 millones, VISA 441.610 millones, JP Morgan 433.480 millones, y Johnson & Johnson sanitaria y farmacéutica 392.600 millones).

La principales empresas de gestión de activos (asset management firms) manejan activos por valor de billones de dólares. Hablando de cifras aproximadas que oscilan entre los años 2016 y 2020:  Blackrock 6,96 billones, Vanguard Group 5,6 billones, Charles Schwab 3,36 billones, UBS 3,1 billones, JP Morgan Chase 2,78 billones, State Street Global Advisors 2,8 billones, Fidelity Investments 2,5 billones, Allianz Group 2,3 billones, Bank of New York Mellon 1,8 billones, PIMCO 1,6 billones, AXA Group 1,5 billones, Capital Group 1,47 billones, Goldman Sachs 1,37 billones, Blackstone, …… Cifras multimillonarias que aumentan año tras año, Sigue leyendo

Coronavirus.

La especie humana ha mirado y mira el planeta Tierra como si fuese su dueña. Piensa que controla a la naturaleza, pero es todo lo contrario; nuestra civilización no ha llegado a ese punto. La naturaleza, nos acaba de mandar al rincón de pensar, y va a resetear todo nuestro planeta. En estos momentos no conocemos el recorrido que tendrá el Covid-19, esperemos que el daño sea mínimo, pero supone una cura de humildad para nuestra sociedad, un aterrizaje en plancha contra una realidad dura, y no previsible.

Una persona come una sopa de un animal salvaje, se contagia de coronavirus y cambia el mundo. Es otra versión del “efecto mariposa”, un ejemplo particular propuesto por Edward Norton Lorenz, de la Teoría del Caos, que implica que si en un sistema se produce una pequeña perturbación inicial, mediante un proceso de amplificación, podrá generar un efecto considerablemente grande a corto o medio plazo. Voila!!!

En un mundo hiperconectado, el circo está servido. Quitando las fuentes oficiales, aparecen algunos comunicadores, tertulianos, “influencer”, … en gran cantidad de medios y redes, que de pronto son “expertos en gestión de emergencias sanitarias” de pacotilla, para opinar sin ningún ruborcuando” y “qué” se debería hacer. Economistas y mercados preocupados, porque si nadie sobrevive caerán los beneficios y sería muy difícil la recuperación económica (es sarcasmo). Con seguridad muchos paises terminarán el año 2020 con recesión, sufriremos desempleo y las sacudidas de los mercados financieros. Esperemos que no sea la coartada, para perpetrar los desmanes de la crisis de 2008; y hayamos aprendido para no cometer los mismos errores.

Esta crisis sanitaria supone una gran ensayo global de lo puede suceder en el futuro, donde (puestos a suponer) podrían sucederse crisis biológicas aún más contundentes, o consecuencia de otros fenómenos naturales, como puede ser el provocado cambio climático (los avisos están ahí). Sigue leyendo

Teoría de la Relatividad General

Albert Einstein publicó la versión definitiva de su teoría de la relatividad general en el número de noviembre de 1915 del Boletín de la Academia de Ciencias de Berlín. La gravedad hasta ese momento Newton la había descrito y se sabía de su existencia, pero no se había formulado una teoría que explicara su auténtica naturaleza. Einstein contó con la ayuda del matemático Marcel Grossman (1878-1936), amigo y compañero de clase de Einstein en Zurich. La dificultad de la relatividad general está en la parte matemática, ya que contiene análisis tensorial y geometría diferencial. La teoría de la relatividad y la mecánica cuántica, son los dos pilares de la física del siglo XX. La Teoría de la Relatividad General es el andamiaje del Cosmos, la estructura del espacio-tiempo, una de las cumbres del pensamiento de la humanidad, que nos hace superarnos como especie, lo más representativo de lo que puede llegar a hacer el género humano.

Un pequeño resumen: Einstein cuando postuló la Relatividad Especial (que es una teoría que no incluía la gravedad, a eso lo llamamos observadores inerciales), y se dió cuenta que chocaba con la teoría de Newton en cosas como que la gravedad era proporcional al cuadrado de la distancia entre dos objetos, y recordemos en la relatividad especial la distancia no es la misma (se expande o se acorta) según quien la mida. Se dió cuenta que necesitaba una teoría de la gravedad para cualquier observador, inercial o no inercial. Por ejemplo, si un paracaidista se pusiera una báscula en el aire pesaría exactamente cero, y si soltara cualquier objeto caería junto a él, como si estuviese en el espacio (inercialmente, como en la Relatividad Especial, por lo tanto las leyes deberían ser las mismas en el espacio como en caída libre, y la gravedad no sería una fuerza, sino otra cosa, que sería la curvatura del espacio-tiempo), esto inspiró el Principio de Equivalencia como nexo entre la relatividad general y especial. Si tenemos dos piedras en las manos y las soltamos, caerían paralelas y llegarían al mismo tiempo, pero si pudiesen seguir cayendo se juntarían en el centro de la Tierra (qué les impide seguir cayendo paralelas??, eso sólo sucede en una geometría curva, como sucede también con los meridianos -geodésicas- que se cortan en los polos). La gravedad será la caida natural en ausencia de fuerzas en un espacio curvo (imaginemos una gota de agua dentro de en un embudo cómo caería). Ese espacio-tiempo curvo es el que genera la fuerza de la gravedad. La gravedad que sentimos bajo nuestros pies, es la fuerza de frenado que hace el suelo e impide que caigamos al centro de la Tierra. Es decir “la materia le dice al espacio como curvarse, el espacio le dice a la materia como moverse”, J. Wheeler.

En definitiva, la ecuación de Einstein relaciona la cantidad de materia y energía en un lugar determinado, con la curvatura del espacio-tiempo. Einstein tenía esta idea, pero desconocía las matematicas necesarias para escribir su teoría, y recurrió a su amigo Grossmann que a su vez recurrió a las matemáticas hechas 50 años antes por Riemann. Una geometría sobre un espacio-tiempo curvo (eso en matemáticas está dentro de la geometría diferencial). Entenderemos fenómenos como los de la película Interstellar donde una hora en un planeta es como 7 años en la Tierra, debido a la presencia del campo gravitatorio enorme de un agujero negro cercano (la gravedad no sólo influye en el espacio, también en el tiempo). Cualquier cosa con peso o energía gravita, y eso incluye a la luz, de hecho cuando abandona un cuerpo muy masivo pierde energía (desplazamiento al rojo) al converitrse en una onda de menor frecuencia, y al contrario. El tejido espacio tiempo es flexible y puede propagar ondas de gravedad a la velocidad de la luz. La presión también pesa (masa-energía), y puede ser positiva o negativa (como la expansión del universo en el big-bang, era gravedad de repulsión). Los agujeros de gusano también son productos de las ecuaciones. Antes de Einstein el concepto de Universo era reducido e inmovil, la cosmología tiene un gran desarrollo gracias a su teoría, ideas como el big-bang, la inflación, multiversos, la teoría de cuerdas, ….. se apoyan en sus ecuaciones. Todavía no se han llegado a completar todas sus consecuencias, ni se ha integrado con la teoría cuántica (¿encontraremos el “gravitón”?) para hacer una teoría aún más general del todo.

El Principio de la Relatividad (formulación de Galilei 1564-1642) es mucho más antiguo que la Teoría de la Relatividad, incluso más antiguo que la mecánica clásica de Newton, fue formulado por Galileo Galilei, como un argumento en la discusión del heliocentrismo versus el geocentrismo. Los defensores del geocentrismo creían en Aristóteles y Ptolomeo, argumentaban que, si la Tierra se moviera alrededor del Sol y alrededor de su eje, ¿por qué no lo notamos?, ¿por qué una bola que dejamos caer desde una torre alta termina al pie de la torre y no a cierta distancia hacia el Oeste, debido a la supuesta rotación de la Tierra de Oeste a Este?. Como respuesta a este argumento Galilei introdujo una nueva idea: la inercia; había llegado a la conclusión de que una masa en movimiento uniforme rectilíneo mantendrá eternamente este movimiento mientras que no actúe ninguna fuerza exterior sobre ella. Galilei dijo que si dejamos caer una bola desde la gavia de un barco en movimiento (uniforme), la bola tocará la cubierta en el pie del mástil y no más hacia la popa, puesto que la bola conserva la velocidad uniforme del barco durante su caída. La conclusión que sacó Galilei es que un observador no es capaz de determinar si él está en un sistema que está en reposo o en movimiento uniforme y Sigue leyendo

Las matemáticas -mal aplicadas- de la crisis. Ecuación de Black-Scholes.

La ecuación de Black-Scholes cambió el mundo dando cobertura a una especulación en auge de miles de billones de dólares. Su generalización, usada de modo poco inteligente por un pequeño círculo de banqueros, cambió el mundo de nuevo contribuyendo a una quiebra financiera de miles de billones de dólares y efectos cada vez más malignos, que se extienden a economías nacionales enteras, y que están todavía sintiéndose por todo el mundo. La ecuación pertenece al reino de las matemáticas continuas clásicas, que tiene sus raíces en las ecuaciones en derivadas parciales de la física matemática. Este es un reino en el que las cantidades son infinitamente divisibles, el tiempo fluye de modo continuo y las variables cambian suavemente. La técnica funciona para la física matemática, pero parece menos apropiada para el mundo de las finanzas, donde el dinero viene en paquetes discretos, las operaciones se dan de una en una (aunque muy rápido), y muchas variables pueden cambiar erráticamente.

La ecuación de Black-Scholes está también basada en las suposiciones tradicionales de la economía matemática clásica: información perfecta, racionalidad perfecta, equilibrio de mercado, la ley de la oferta y la demanda. La asignatura se ha enseñado durante décadas como si estas cosas fuesen axiomáticas, y muchos economistas cualificados nunca las han cuestionado. Aunque carecen de apoyo empírico convincente. Los modelos usados para valorar los productos financieros y estimar sus riesgos incorporaban suposiciones simplificadas que no representaban exactamente los mercados reales, ni los peligros inherentes a ellos. Los jugadores del mercado financiero ignoraron estos hechos a pesar de los repetidos avisos.

Y no, la ecuación no fué la culpable de la crisis financiera. Una ecuación es una herramienta, y tiene que ser usada por quién sepa usarla, y con los fines correctos. La ecuación de Black-Scholes quizá haya contribuido a la crisis, pero solo porque se abusó de ella. El sector financiero necesita mejores modelos y, una comprensión sólida de sus limitaciones; es demasiado complejo para que ser dirigido por corazonadas humanas y razonamientos vagos. Necesita más matemáticas, no menos, y aprender cómo usarlas de manera inteligente, más que algún tipo de talismán mágico.

Esta ecuación nos dice el precio al que debe venderse un derivado financiero a lo largo del tiempo, y así poder hacerlo antes de su vencimiento a un valor “racional”. De esta manera los derivados financieros se convierten en sí mismos en una mercancia virtual, que se puede comprar y vender; desconectados del valor real que representaban originalmente. Estos derivados financieros debido a esta práctica, han crecido masivamente en los mercados financieros, provocando la crisis económica, el mayor desastre financiero de la historia y la depresión económica actual.  En 2007 el sistema financiero internacional negociaba Sigue leyendo

Negacionismo: cambio climático, holocausto, dictaduras, brecha de género, evolución, terraplanismo, antivacunas, …

El negacionismo es la búsqueda de mentiras confortables dando la espalda a la realidad. El negacionista se mueve en creencias, detrás de las cuales hay poderosos intereses religiosos, políticos, sociales y económicos de empresas implicadas, descartemos la insensatez de entrada. Una gran masa de personas acríticas se alimenta de las dudas que les llegan por los distintos medios de comunicación, les da igual que la información sea científica o no, cualquier hipótesis explicada con elocuencia les suena atractiva y creíble. Cada vez conocemos más a fondo el cerebro, el universo, la Tierra, el cuerpo humano, la historia, la química de la vida, la Luna… y sin embargo parece que cada vez hay más gente que opina que la Tierra es plana, que el hombre no ha pisado la Luna, que reinventan la historia, que las vacunas no funcionan o que el calentamiento global es mentira. Estas “ideas firmes” y “profundas” motivan el rechazo a todo lo que no sea compatible con ellas, porque la realidad no les gusta. Da igual que haya evidencias científicas y documentadas, consensos claros que nadie duda (todavía hay gente que piensa que la Tierra es plana). 

4190 (1)

En la ciencia es más claro, si no crees en algo, se rebate con pruebas y de-mos-tran-do todo lo contrario, el método científico es claro. Los negacionistas no se molestan en dar pruebas para demostrar las verdades que niegan, simplemente no quieren saber. Es un comportamiento “no científico” por que: no atiende a razón alguna y presenta una realidad alternativa distorsionada que obedece a creencias emocionales o ideológicas, sin pruebas que demuestren lo contrario. Hay una minoría de científicos, que niegan el consenso general, los “científicos negacionistas” incluso ponen en cuestión hechos, por ejemplo no se puede decir que no existe la gravedad, para ellos una mentira no es una mentira, sino una opinión, que debe ser respetada forzosamente, aunque sea una rotunda tontería. Utilizan falacias, interpretaciones erróneas y razonamientos espurios, intentando generalizar casos minoritarios y escasos para forzar sus afirmaciones a favor de sus tesis, como si la excepción fuese la norma. Estos falsos “expertos”, excéntricos y raros, a veces sólo producen hilaridad por sus opiniones inconsistentes, pero cuando se trata de temas serios, el daño social puede ser importante. Muchas víctimas no sólo se tienen que enfrentar a sus agresores, también a los negacionistas, a quienes les patrocinan y les siguen. En una sociedad mediática consiguen una gran difusión. En las discusiones utilizan argumentos con mucha pasión, que es inversamente proporcional a la cantidad de información real disponible; cuánta más emoción, más pasión y menos contenido real. Aunque el poder de la evidencia nunca lo tendrán. Estos “expertos” fueron muy utilizados por las empresas tabaqueras desde la década de los setenta o por las petroleras desde los noventa (por ejemplo), para negar el daño a la salud o el ecológico. 

Red_and_blue_pill

The Matrix (1999). En ella, se le ofrece al protagonista Neo la elección entre tomar una de las dos píldoras. La píldora azul le permitirá olvidar lo sucedido y permanecer en la realidad virtual de Matrix, mientras que la roja lo liberará de ella y lo conducirá al mundo real.

Son muchos los ejemplos:

Negacionismo del Cambio climático. La negación del cambio climático antropogénico es una corriente ideológica que (en contra del consenso científico) niega que el calentamiento global exista o que sea causado por el ser humano. Normalmente se atribuye la negación del cambio climático al producto de intereses comerciales por parte de grandes (muy grandes) corporaciones que distribuyen productos que afectan el medio ambiente. Es uno de los ejemplos de negacionismo que pervive hasta nuestros días, grandes empresas no sólo han pagado a expertos durante décadas, sino que han financiando a personas decisivas a la hora de tomar decisiones o crear opinión pública, para convencernos y para que no se tomaran medidas que atajaran el problema, porque éstas opiniones, medidas o decisiones van contra su negocio.

zentauroepp47307437-clima190312181618-1552411115256

Curiosamente, buena parte de las corporaciones que patrocinan el negacionismo climático se presentan ante la opinión pública como instituciones preocupadas por la calidad del medio ambiente y el bienestar humano. La revista Newsweek reportó en 2007 que la negación del calentamiento global es una campaña coordinada y financiada por “científicos” opositores, think tanks liberales e industriales que “ha creado una niebla paralizante de dudas alrededor del cambio climático”. Incluso se llegaron a clasificar imágenes satélite (muy grave) que evidenciaban grandes desastres climáticos. Este es un ejemplo de opinón de un “experto de alto nivel” en contra del protocolo de Kioto: “Estamos viviendo en un entorno cada vez más exuberante de la flora y fauna, como consecuencia del aumento de dióxido de carbono. Nuestros niños disfrutarán de una Tierra con muchas más plantas y vida animal que la que ahora estamos bendecidos. Esto es un regalo maravilloso e inesperado de la Revolución industrial”. A nadie se le escapan las repercusiones económicas y las campañas inmorales de desinformación que han estado dispuestos a hacer durante décadas,…. ahí quedan muchas de estas “frases gloriosas”. Sigue leyendo

Entrelazamiento cuántico

Todo lo que nos rodea a diario, lo tenemos gracias a que alguien en algún momento observó, experimentó y transformó lo que fué solo una idea, en una herramienta útil. Pero todo lo que conocemos es insignificante al lado de lo que se está descubriendo a nivel cuántico, con un potencial increible que alterará el mundo tal como lo conocemos. Se empieza con la investigación básica en un laboratorio, con una máquina muy grande y costosa, y si hay mercado se tiene al final un aparato sencillo pequeño y nada caro, como por ejemplo los ordenadores, aunque el presidente de IBM dijese en los años 50 que no había mercado más que para unos pocos ordenadores en todo el mundo. Podemos crear nuevas formas de procesar la información y comunicarnos, que transformarán el mundo de una forma radical, cambiando todas las tecnologías que poseemos. La mecánica cuántica la vemos como algo raro, lo mismo que lo era imaginar ver volar aviones y cohetes. El entrelazamiento cuántico no sólo servirá para transmitir información, también será posible trasmitir energía renovable, a nivel planetario, desde lugares factibles hasta otros donde se necesite.

Imaginaos dos partículas separadas a años luz, pero que una influya sobre la otra instantáneamente al manipular una de ellas (por ejemplo, que al observar una partícula ésta colapse en un estado, y la otra instantáneamente colapsará en otro, sin que haya habido comunicación entre ellas). ¿Una acción aquí puede afectar allí, más rápido que la velocidad de la luz?. Esto se debe a que en la mecánica cuántica las partículas pueden estar en dos estados de superposición a la vez, y que al observarlas colapsan en uno de ellos. Si mandásemos un mensaje de un punto a otro a años luz, tardaría ese tiempo como mínimo por un canal tradicional en llegar, por ejemplo del Sol a la Tierra tarda 8 minutos la luz. Si pudiésemos mandar un mensaje válido manipulando esas partículas, la comunicación sería instantanea. ¿Es posible?.

Experimentalmente ya se ha conseguido entrelazar fotones a una distancia de 1200 km, gracias al satélite chino Micius en 2017. Esto en comunicación encriptada es muy importante, porque quiere decir que si un hacker intercepta uno de los fotones entrelazados, el otro lo sabrá. La clave de encriptación, entonces, cambiará y la información a la que daba acceso se autodestruirá. Este experimento era de un profesor europeo de la Universidad de Viena (Anton Zeilinger), que desde 2001 intentaba convencer sin éxito a la Agencia Espacial Europea para lanzar un satélite similar, pero terminó trabajando para su alumno de China.

En 1900 Max Planck quería saber porque los objetos cambiaban de color al calentarlos (una curiosidad lógica), a veces haciéndose las preguntas apropiadas se encuentran respuestas geniales. Hasta entonces, en el mundo clásico, todo era predecible, desde Newton que comprendió el poder de las matemáticas y lo aplicó a describir fenómenos físicos y predeciendo el futuro con ellas. Maxwell también descubrió que Sigue leyendo

A %d blogueros les gusta esto: