Discurso del odio, libertad de expresión, censura, manipulación,….

Cada vez es más frecuente encontrar discursos que apelan a los sentimientos y que rallan el odio, contra quien no es de una “tribu” concreta. Determinadas expresiones están en el límite entre la agresión y la libertad de expresión. Aunque necesariamente no sean delito, si pueden ser reprobables éticamente. Esas prácticas, aunque son ya muy viejas con lamentables recuerdos históricos, se siguen utilizando, porque, tristemente, siguen dando réditos. Este discurso, entre otros objetivos, en política persigue fomentar el rechazo y la exclusión de la vida pública, a falta de argumentos convincentes para ganar en las urnas, buscando la eliminación física en este ámbito, de quienes no compartan el ideario de los intolerantes. Esto sucede cuando la rivalidad grupal va un paso más allá. El discurso de odio (hate speech, en inglés) es la acción comunicativa que tiene como objetivo promover y alimentar un dogma, cargado de connotaciones discriminatorias, que atenta contra la dignidad de un grupo o de individuos. No es jurídicamente indiferente manifestar la protesta o el sentimiento crítico utilizando medios o instrumentos inocuos para la seguridad y dignidad de las personas, que hacerlo incitando a la violencia o al menosprecio, o sirviéndose del lenguaje del odio. La Constitución española en el título primero, sobre los derechos y deberes fundamentales, en su artículo 20,  garantiza: “a expresar y difundir libremente los pensamientos, ideas y opiniones mediante la palabra, el escrito o cualquier otro medio de reproducción”, estableciendo como límites: “estas libertades tienen su límite…, especialmente, en el derecho al honor, a la intimidad, a la propia imagen y a la protección de la juventud y de la infancia”.

Aunque exista libertad de expresión y una persona pueda decir lo que quiera aunque resulte molesto, eso puede implicar o no, que lo que diga vaya a tener consecuencias, y esa persona, por haber dicho algo posiblemente repugnante o que genere animadversión, vaya a sufrir o no consecuencias como, por ejemplo, perder su trabajo, ser expulsado de una universidad o ser objeto de otro tipo de represalias. Calumniar, injuriar y ultrajar a una persona o a un país no es una expresión de libertad, sino de opresión, dado que la libertad no es hacer mi capricho, sino que nadie me pueda someter al suyo. Las “libertades” de comprar armas, conducir borracho o calumniar a otros no son libertades; la libertad consiste en vivir libre de las interferencias arbitrarias de otros. Convalidar una forma de violencia al amparo de la libertad de expresión, no es correcto. La violencia verbal, es violencia; la palabra es un arma; las palabras también hieren, marginan, destruyen las reputaciones, arruinan las Sigue leyendo

Nanotecnología: futuro real, de ciencia ficción.

Cada vez existen más productos nanotecnológicos invadiendo el mercado, como son materiales que resisten abolladuras, ralladuras y autorreparables, materiales textiles y deportivos de mayor precisión, mejor flexibilidad, ropa antibacterias, resistente a manchas y antiarrugas, baterías de carga rápida, lentes y pantallas mejoradas y antiarañazos, … etc. Como adivinamos tiene aplicaciones inmensas en muchos campos como electrónica, biomedicina, computación, comunicaciones, energía, arquitectura, alimentación, agroindustria, textil, medioambiente, militares,… Existe un incremento progresivo de productos en el mercado y se verá aún más incrementado en el futuro.

Nanotech_gear_vkrh5c

Clinton en el año 2000 puso en marcha la NNI (Iniciativa Nanotecnológica Nacional) para coordinar los esfuerzos en I+D en ese área. En 2003 el Congreso Estadounidense aprobó los estatutos de la NNI, estableciendo presupuestos, agencias, programas, financiación e impulso de investigaciones claves. Bush destinó 3.630 millones de dólares para tener una posición estratégica en los años 2003-2006. En 2008 el NNI lanzó estrategias medioambientales, salud y seguridad en la investigación. En 2012 relacionadas con nanosensores e infraestructuras de conocimiento. Obama en 2014 destinó otros 1.500 millones, destinados sobre todo a ciencia básica, salud, energía y defensa. Actualmente hay planes plurianuales en todas las estrategias. La cantidad destinada al NNI asciende a unos 21.000 millones de dólares desde su creación. En 2003 el gobierno británico encargo un informe acerca de las repercusiones sanitarias, sociales, ambientales y éticas de la nanotecnología. En 2004 la Comisión Europea la considera un nicho fundamental en todos los programas, emitiendo la acción COM(2004)338 unificando e institucionalizando la financiación de I+D en este campo. Actualmente todos los países desarrollados o en vías, tienen programas de apoyo y explotación de la nanotecnología; así como centros de estudios en muchas universidades de todo el mundo. La nanotecnología a nivel mundial en 2002 en el mercado suponía 110.000 millones en el mercado, en 2015 era ya de 800.000 millones.

original

Estamos hablando de un revolución industrial que a medio plazo va a cambiar el mundo, como lo hicieron las revoluciones del transporte o las de las tecnologías de la Sigue leyendo

Cómo evoluciona la educación pública y su papel social.

A veces pensamos que todo lo bueno que tenemos hoy en día surgió de ideas altruistas, puras y desinteresadas, pero en muchas ocasiones no suele ser así. Es el caso de la educación Occidental pública, obligatoria y gratuita. Esto no es nada raro, por ejemplo muchas tecnologías (esta misma de Internet), que disfrutamos hoy, fueron inicialmente concebidas para proyectos militares u otros fines. 

0

Los humanos como especie transmitimos y ampliamos nuestros conocimientos y experiencias de generación en generación, esto es lo que nos diferencia de ser simples animales; sin nuestra capacidad y esa formación no superaríamos físicamente a muchas otras especies. Todo lo que somos como personas es lo que aprendemos a través de la formación: no nacemos agricultores, médicos, albañiles, ingenieros, abogados, profesores, artistas,… Esos conocimientos nos son dados a través de algún tipo de formación o educación experimental y/o teórica. Pero no sólo es eso lo que se ha transmitido en la educación, sino que pronto se reparó que en ese proceso se transmitían la cultura, la religión, la organización social,… con sus avances y prejuicios, para bien y para mal. De tal manera que quien tuviese la capacidad de moldear la mente, tenía una potente herramienta de control social; además de formativa.

1

En cierto sentido, con mayor o menor acierto, en cada época se recurrió a la instrucción tratando de formar el capital humano que se necesitaba, desde la visión de sus dirigentes y reflejo de la sociedad existente.  

Sigue leyendo

El autoengaño, el populismo y el fanatismo también se consolidan fisiológicamente. La disonancia cognitiva.

Los discursos populistas interiorizan estrategias de manipulación y persuasión, que se basan sobre todo en recurrir a las emociones y huir de la lógica. Las emociones nos impulsan a actuar sin pensar. No es casualidad, tiene una base científica y biológica, la zona del cerebro de las emociones es la más primitiva y desarrollada. Mientras que la zona de la lógica, al ser más nueva, menos desarrollada tiene una actuación secuencial posterior. Eso propicia que en la inmediatez seamos seres  emocionales en mayor parte. Cuando se repite muchas veces una mentira, acaba siendo realidad en la mente de quienes la escuchan acríticamente. Esto es así porque las células neuronales repiten el mismo patrón una y otra vez, hasta que acaban convirtiéndose en enlaces neuronales permanentes, conocidas como redes neuronales. Esta conexiones ya no son fáciles de eliminar, porque pasan a ser parte de la identidad del individuo. Así nacen las convicciones y el sectarismo, si se tiene la habilidad de dar con los mensajes clave que se trasladan. El fanático en verdad cree lo que dice, por más pruebas que le des en contra.

El sistema límbico es un sistema formado por varias estructuras cerebrales que regulan las respuestas fisiológicas frente a determinados estímulos. Es decir, en él se encuentran los instintos humanos. Sigue leyendo

Cuando se olvidan la historia, las leyes y la realidad.

Cuando olvidamos la historia, las leyes y la realidad estamos condenados al fracaso: oportunismo, populismo, irresponsabilidad, falacias, ideas felices, contertulios diciendo chorradas, creadores de opinión a sueldo, nos han llevado aquí. Este es el nivel al que hemos llegado. Presentando falsos dilemas como mediar entre cumplir la ley o saltársela a la torera. Sufriendo ocurrencias, queriendo sustituir las turbas ciudadanas en la calle, por los parlamentos para hacer política. Medios públicos nacionales que han comprometido su independencia, dejando en manos de otros vender su versión. Confundir interesadamente problemas de Estado que nos afectan a todos por igual, con problemas con un determinado partido político. Clubes de fútbol, asociaciones,……. ofreciéndose a ser los árbitros sustituyendo las cámaras democráticas. Victimismos infantiles que luego resultan ser burdas mentiras y medios que no se sabe bien si están informando de los que sucede y/o sirven para señalar el lugar de convocatoria de la siguiente movilización donde deben acudir los despistados.

Lo de la independencia, entre otras cosas, no va de convertir en extranjeros a los de fuera, que son libres de visitar el territorio o no, es sobre todo convertir en extranjeros a los de dentro no afines a la causa. Cuando ésto se hace unilateralmente refrendando una ruptura, en lugar de una acuerdo, se fractura internamente la sociedad, y por supuesto externamente. Ahora lo que se impone es que todos los responsables políticos legítimamente y democráticamente elegidos restablezcan la legalidad y la normalidad democrática, que nunca debería haberse perturbado. No se puede saltar esa pantalla. Sigue leyendo

Tiempos de confusión y desigualdad.

El número de multimillonarios en España, durante estos diez años de crisis, se ha doblado. Este dato es demoledor para explicar exactamente lo que ha pasado. Los cambios de décadas son imperceptibles en el día a día, mirando por el retrovisor podemos observar que sólo sucedió una fase más de lo que lleva sucediendo durante mucho tiempo. Ha “triunfado” una determinada forma de entender la política, la economía, la información y la forma de plantear las relaciones internacionales en un mundo globalizado. Como reacción a todo lo sucedido, asistimos al ascenso de pésimos dirigentes: Trump, Putin, Maduro, Erdogan, Duarte, Orbán, Kim Jong-un, ….. Estas son las manos “responsables” en las que está el destino del mundo: que nos cojan confesados.

Se han construido mentiras sobre antiguas mentiras. Sería “aceptable” admitir que, a pesar de tener magníficos especialistas, éstos se hayan equivocado, provocando una situación crítica que desemboca en un desastrosa crisis social. Pero esa no es la verdad: lo sabían (por poner un ejemplo fenómenos globales como el cambio climático, burbujas especulativas,…). Si, eran conscientes, lo sabían y lo negaban, e iban más allá: les daba igual. Incluso un paso más: mentían interesadamente. Y el culmen de todo: se han llegado a montar fundaciones y se han pagado a “especialistas” para mentir. Fenómenos como el cambio climático, la contaminación de la tierra, del mar y del aire, o la burbuja financiera, son sólo algunos ejemplos. Aunque ahora los efectos nos están explotando en la cara.

Sigue leyendo

Despoblación: un problema de Estado.

Los pueblos se desangran demográficamente es un hecho incuestionable. La población cada vez está más envejecida, y los jóvenes emigran a donde pueden encontrar mejores oportunidades. Hay que hacer algo urgentemente, el 40% del territorio nacional está en peligro de despoblación grave. Hoy en día, prácticamente queda en este vasto territorio sólo un 4% de población. Hablamos de la mitad de los municipios (el 61% de los municipios españoles tiene menos de 1.000 habitantes), no siempre fue así. ¿Quien no tiene familiares o antepasados procedentes de un pequeño municipio?. Ya existen actualmente en torno a 3.000 pueblos abandonados, de España (no hablamos de Laponia), una nación que crece en el litoral y envejece en el interior (salvo el entorno de Madrid). Hoy la despoblación es ya un problema de Estado, porque podemos llegar a ser el territorio más desarticulado de la UE.

Todo esto sucede paradógicamente en un mundo donde se está multiplicando la población hasta límites insostenibles para el planeta, y peligrosos para el resto de especies. Vemos que, al mismo tiempo se dan procesos de concentración brutales, mientras, se vacían vastas áreas a la búsqueda unos bienes y servicios de los que carecen en su hábitat, y un modo de “vida feliz” que se vende en todos los medios de comunicación; contra una imagen peyorativa del medio rural durante décadas.

Sigue leyendo

A %d blogueros les gusta esto: