Cómo evoluciona la educación pública y su papel social.

A veces pensamos que todo lo bueno que tenemos hoy en día surgió de ideas altruistas, puras y desinteresadas, pero en muchas ocasiones no suele ser así. Es el caso de la educación Occidental pública, obligatoria y gratuita. Esto no es nada raro, por ejemplo muchas tecnologías (esta misma de Internet), que disfrutamos hoy, fueron inicialmente concebidas para proyectos militares u otros fines. 

0

Los humanos como especie transmitimos y ampliamos nuestros conocimientos y experiencias de generación en generación, esto es lo que nos diferencia de ser simples animales; sin nuestra capacidad y esa formación no superaríamos físicamente a muchas otras especies. Todo lo que somos como personas es lo que aprendemos a través de la formación: no nacemos agricultores, médicos, albañiles, ingenieros, abogados, profesores, artistas,… Esos conocimientos nos son dados a través de algún tipo de formación o educación experimental y/o teórica. Pero no sólo es eso lo que se ha transmitido en la educación, sino que pronto se reparó que en ese proceso se transmitían la cultura, la religión, la organización social,… con sus avances y prejuicios, para bien y para mal. De tal manera que quien tuviese la capacidad de moldear la mente, tenía una potente herramienta de control social; además de formativa.

1

En cierto sentido, con mayor o menor acierto, en cada época se recurrió a la instrucción tratando de formar el capital humano que se necesitaba, desde la visión de sus dirigentes y reflejo de la sociedad existente.  

Sigue leyendo

Europa necesita esperanza.

Cuando alguien está gravemente enfermo hay dos opciones: que acudan quienes realmente tienen la cura o que aparezcan los buitres para devorar su cadáver. Algo parecido está sucediendo con Europa, con los populismos, fascismos y nacionalismos, que surgen por doquier avanzando electoralmente, que con este diagnóstico tan grave que compartimos pretenden recetarle aspirinas y tiritas.

1 Sigue leyendo

Necesitamos una nueva economía para un mejor futuro (II).

Como terminamos diciendo en el anterior post es transcendental distinguir lo urgente de lo importante. En este cometido deben poner todo su empeño todas las administraciones desde las municipales, autonómicas, el gobierno central y la UE.

Members of the Mortgage Victims' Platform shout slogans during a protest outside a Banesto Bank branch in Valencia

Sigue leyendo

Necesitamos una nueva economía para un mejor futuro (I).

Es importante tener un diagnóstico de los principales problemas que aquejan a nuestra economía, sin autoengañarnos, sin paños calientes. Sólo a partir de reconocerlos se puede tener un punto de partida para buscar soluciones sostenibles en el tiempo. Lo más sustancial es distinguir lo urgente y de lo importante en las medidas económicas y priorizarlas como tales, actuando en consecuencia.

1 Sigue leyendo

El futuro no está escrito, debemos reescribirlo desde la socialdemocracia.

Quienes nos han votado históricamente saben que las ideas socialdemócratas son y siempre serán válidas, estoy convencido de que si hacemos lo que se nos está demandando volverán a creer a nosotros. No es un problema de ideología, es un problema de personas, de equipos y estos deben regenerarse e impulsar políticas basadas en nuestras señas de identidad.

7 copia Sigue leyendo

Gobernar desde la izquierda y no morir en el intento.

La derecha europea neoliberal ha roto la baraja y se ha equivocado al pensar que demoler el bienestar social le va a salir gratis. El conflicto está servido y las consecuencias pueden ser impredecibles. La época de paz más larga que ha vivido Europa se está viendo amenazada por aquellos que quieren el beneficio rápido, a toda costa, pasando por encima de las clases trabajadoras y medias. Vuelven a aparecer los fantasmas de las hambrunas, el fascismo, los populismos y los conflictos territoriales. Mientras el sistema entra en crisis y los partidos se replantean su papel, los de siempre siguen a los suyo, enriqueciéndose cada vez más.

gobernar (10)

Sigue leyendo

El sector público y la dignidad de la política.

Hay un dicho que viene a decir que a las personas las conoces como son realmente en los momentos críticos. La política sólo traslada ideas o ideologías al terreno práctico que es donde se concretan y decimos que son fieles a esas ideas si se consigue esos objetivos sin que se pierda la esencia en ese camino. Estas ideologías se encarnan en personas que toman esas decisiones pues, nos guste o no, siempre que hay que tomar decisiones debe haber alguien que lo haga y a esas personas se le llama políticos (aunque no pertenezcan a un partido mayoritario y aunque digan que no lo son en una autonegación absurda).

a Sigue leyendo

A %d blogueros les gusta esto: